Tuesday, September 3, 2019

William Borrego. ,,, acerca el oido







1 Intro 0:07

2 Acerca El Oído 4:00

3 Privilegio 2:28

4 Tú Me Sabes Comprender 3:04

5 Hoy Como Ayer 3:19

6 Donde Estabas Tú 3:03

7 Esto Si Se Llama Querer 2:59

8 Hemos Hecho Un Compromiso 4:06

9 Blancas Azucenas 3:10

10 Que Pena Me Da 3:42

11 El Fiel Trovador 5:38

12 Solo Por Rencor 3:32

13 Vida Consentida 3:12

14 Soy Guajiro 4:01

15 Madrigal (coral)


Lanzarse a hacer este primer disco no le fue fácil. A su favor tenía 15 años de labor como cantante del grupo de Pancho Amat y su Cabildo del Son, toda una escuela donde forjó sus cualidades vocales y artísticas...

Portada del William Borrego.  CD de

Siempre quise ser artista, sobre todo cantante, me dijo William Borrego, un músico que lo mismo canta que toca el trombón, las maracas y el güiro, y que en el pasado Cubadisco se alzó con el Premio en la Categoría Música Popular Tradicional con el disco titulado: Acerca el oído, publicado por Producciones Colibrí, del Instituto Cubano de la Música.

Natural de Güira de Melena, William me confesó que de pequeño si se sabía dos o tres canciones infantiles, entre ellas El gatico Vinagrito, era mucho. En el campo, me dijo, lo que más se oía eran las canciones de Vicentico Valdés, el Benny, Orlando Vallejo, Rolando la Serie, Lino Borges, entre otros. Y en mi casa también era la música que oían mis padres y yo.
Así que por ahí me nació el amor por el canto y por la música tradicional cubana.
Por eso cuando tuvo la oportunidad de hacer su primer disco en solitario –en 25 años de vida artística–, no lo pensó mucho y decidió que tendría que ser de música tradicional cubana, precisamente aquella que de niño lo hizo feliz y con la que adquirió una deuda que algún día sabía que pagaría. También porque se lo debía a José Antonio Reyes Noda (Pepe), quien siendo él un niño, le mostró el camino de la música.
Lanzarse a hacer este primer disco no le fue fácil. A su favor tenía 15 años de labor como cantante del grupo de Pancho Amat y su Cabildo del Son, toda una escuela donde forjó sus cualidades vocales y artísticas, sin las cuales no habría podido llegar a donde ha llegado hoy.
Lo más difícil, asegura William, fue escoger el repertorio entre tantos excelentes autores, canciones e intérpretes. De estos últimos estaba seguro que un nombre no podía faltar: el Bárbaro del Ritmo, el gran Benny Moré. Entre los primeros escogió a Arsenio Rodríguez (Acerca el oído), José Dolores Quiñones (Privilegio), Ricardo Pérez (Tú me sabes comprender), Pedro Vega (Hoy como ayer), Ernesto Duarte (Dónde estabas tú) y Luis Martínez Griñán «Lili Martínez» (Esto sí se llama querer).
También están entre los escogidos Antonio Machín (Hemos hecho un compromiso), Pedro Flores (Blancas Azucenas), Juan Arrondo (Qué pena me da), Adalberto Álvarez (Tu fiel trovador), Humberto Jauma y Rogelio Martínez (Solo por rencor), Homero Parra (Vida consentida) y Senén Suárez (Soy guajiro).
Estos temas y otros que William guarda para una próxima oportunidad fueron interpretados, además de por el Benny, por cantantes de la talla de Panchito Riset, Blanca Rosa Gil, Rolando la Serie, Lino Borges, Adalberto Álvarez, el Conjunto de Arsenio Rodríguez, entre otros. Toda una pléyade de los llamados cantantes vitroleros que todavía hoy se escuchan en la radio y otros espacios y son recordados con respeto y admiración.
No me propuse para nada hacer un disco vitrolero pero las referencias me son muy cercanas. Si lo logré estoy contento con ello, y muy agradecido de Eduardo Sardiñas, a cargo de la dirección y de la producción musical del disco, y de todos aquellos que me acompañaron en su grabación. Te puedo decir que conté con los arreglos de Pancho Amat (quien también ejecuta el tres), el propio Sardiñas, Emilio Vega, Orlando Vistel, Rigoberto Otaño y del maestro Frank Fernández. Con Adalberto Álvarez hago dúo en la pieza Tu fiel trovador, y Lázaro Rivera «El Fino», toca el contrabajo en todos los temas.
Igualmente conté con los músicos Andrés Coayo, René Oliva, Efraín Ríos, Abel Acosta, Roberto García, Tonatiut Isidrón y Frank Padrón. De las notas se encargó la musicóloga Sonia Pérez Cassola y en la grabación con los ingenieros Alexeis Pérez y Ramón Alóm. El diseño es de Leo Elías y lo grabé en los Estudios Areíto y Estudio 18, ambos de la Egrem.
Para mí la música tradicional cubana resulta muy importante. Es nuestra raíz. El son es mi vida, como también cantar cualquier género de la música cubana. Hice mucho son con Pancho Amat y el Cabildo del Son pero llegó el momento en que necesitaba probarme como solista. Por ahora no escribo mis propios temas, prefiero hacer los de otros compositores, siempre que se ajusten a mi estilo de voz y que me hagan sentir y poner en ello todo mi empeño, como hago en la vida, en la que al menos intento ser un buen artista.
Acerca el oído… nos dice, con profesionalidad y gran carisma, este joven intérprete que nació para venerar la música y la cultura cubana. Y ojalá que este no sea su único volumen ahora que en solitario se acercó a un buen árbol musical.

No comments:

Post a Comment